En la actualidad, la tipografía, la caligrafía y el lettering se han vuelto muy populares entre los diseñadores y artistas. Como parte de un renacimiento de los movimientos artesanales, las letras hechas a mano son ahora muy admiradas y comúnmente utilizadas en diseño. Sin embargo, hay cierta confusión sobre el significado de estos términos:
A veces vemos obras de caligrafía denominadas como “lettering”, o letras dibujadas a las que llaman “tipografía hecha a mano”, y así sucesivamente. Vamos a ser claros sobre las diferencias entre estos tres métodos de producción de caracteres.

Asociamos la caligrafía con la generación de letras en las que se ha utilizado una herramienta de escritura: una pluma, un pincel, un lápiz, un pintalabios, etc. Se crea un trazo para cada parte esencial de la letra. Se puede llegar a hacer un caracter completo (o una palabra) en un solo trazo. Las letras pueden ser informales, clásicas, o libres y experimentales, pero siempre estarán escritas.

Cuando creamos lettering, estamos más cerca del acto de dibujar que del de escribir. Estamos construyendo signos alfabéticos con una herramienta de dibujo, usando tantos trazos como sea necesario para obtener la forma exacta que deseamos. Podemos dibujar, borrar y corregir una y otra hasta obtener la forma de letra perfecta. Generalmente, con el lettering buscamos un resultado más refinado y estudiado que en caligrafía, donde habremos creado una forma más pura. Aunque siempre hay excepciones. Si se compara una refinada letra cursiva inglesa “handwriting” con el nombre de tu amante tallado en la corteza de un árbol con las llaves de la casa, la primera, que es la caligrafía, parecerá más fina que la segunda, que, según nuestra definición, sería lettering.

La tipografía está relacionada con las máquinas. Hoy en día esto se refiere a un ordenador, pero el desarrollo de la impresión pasó del plomo y tipos de madera, al “Monotype”, “Lynotipe” y “Phototypesetting”. El hecho es que con cualquiera de estos métodos de producción, estamos empleando letras que ya han sido definidas por otros: Los tipógrafos. No estamos haciendo nada que afecte a la forma de las letras, porque en ese caso estaríamos creando un diseño de caracteres con la base de una forma tipográfica.

Resumiendo, la caligrafía es escritura, el lettering es dibujo y con la tipografía trabajamos con letras prefabricadas. Los tres métodos están muy conectados. Hay que decir que la caligrafía y el lettering tienen mucho más en común entre ellas que con la tipografía, en el sentido en el que tienen un estilo mucho más humano, cálido y artístico. Pero no hay que olvidar que la tipografía que estás leyendo ahora mismo aquí o en cualquier otro soporte, fue primero pensada y dibujada en papel por un tipógrafo.
Fuente:

The ABC of Custom Lettering – A guise to drawing letters by Ivan Castro. Un libro recientemente adquirido y básico para los interesados en el lettering y en la iniciación de la caligrafía.

¡Que vivan las letras y el olor a libro nuevo!